Álvaro Hernández

Álvaro Hernández Sánchez aterriza en este planeta, concretamente en la ciudad de Salamanca, en el año 1994, con el firme propósito de vivir una vida aventurera y contagiar de este espíritu libre a todo el que se le ponga cerca…

Ya desde su adolescencia, agarra con fuerza una guitarra que no ha soltado hasta el día de hoy… de manera que, cuando actualmente comparte su música, contagia de “buen rollo” y personalidad a través de su manera de improvisar (¡¡reflejo, por otra parte, de ese alma libre que le caracteriza!!)

Además, vive desde bien pequeño fascinado por el mundo de la imagen… completándose así su equipaje aventurero: mochila, guitarra, cámara… ¡¡y sombrero!!

«Cuando comparte su música, contagia de “buen rollo” y personalidad a través de su manera de improvisar.»

Esta manera tan especial de vivir de Álvaro, no deja de estar respaldada sin embargo por unos estudios sólidos que, junto a su espíritu, acaban de dar forma al músico y artista del mundo audiovisual que hoy en día es: en 2014 finaliza su grado medio en Laboratorio de Imagen y en 2016 el grado superior de Iluminación, captación y tratamiento de la Imagen.

Sus prácticas le llevan nada más y nada menos que al Reino Unido, donde recorre todo el sur del país colaborando con una productora especializada en proyectos internacionales.

Como no podía ser de otra manera, ha recorrido toda Europa equipado con su cámara y un ukelele, realizando posteriormente la webserie del viaje llamada Mendigo Europeo”.

Alvaro Hernández, monitor de tiempo libre en Bye Bye Beethoven

También ha grabado videoclips, series y promociones por todo el país, así como ha documentado distintos proyectos humanos en Turquía durante el último año.

De vuelta en Salamanca, tras todos estos viajes, construye un estudio cinematográfico de gran envergadura, embarcado en un proyecto con grandes amigos; se trata de Yipikayei Producciones, donde, por cierto, realizó el video promocional para el campamento Bye Bye Beethoven.

En este momento nace una amistad irremediable con el equipo de Bye Bye Beethoven, y desde entonces, no han dejado de trabajar juntos.

Actualmente, Álvaro gestiona todo el contenido audiovisual de este proyecto, y no contento con captar todos y cada uno de los momentos que se viven en unos días tan especiales como son los del campamento y organizar una jam sesión en cualquier momento inesperado… decide titularse como socorrista y monitor de ocio y tiempo libre, para ofrecer lo mejor de sí mismo junto con su equipo. De este modo, queda bautizado dentro de la familia Bye Bye Beethoven como… “¡¡fotorrista!!” o… “¡¡socógrafo!!”.

611 04 57 82

Copyright © 2020 Campamento Musical Bye bye Beethoven

Copyright © 2020 Bye bye Beethoven