Nuestra nota es tu sonrisa

Nuestra nota es tu sonrisa

Cada vez hay que estudiar más y más, cada vez hay más exámenes (y si hay menos… ¡es porque entra más materia!), luego los trabajos y proyectos, además de los deberes… sin dejarnos atrás las clases de refuerzo de inglés, porque con esto del bilingüismo no hay quien apruebe… y, ¡por supuesto! un par de actividades extraescolares que, la verdad es que me encantan, pero estoy tan cansada/o que ni siquiera puedo disfrutarlas…

Todo esto queda al final en números sobre papeles, que llaman “boletines de notas”…

 

“Matemáticas: 7

Lengua y Literatura: 8

Ciencias Sociales: 6

Educación Artística: 9”

 

Y todos esos numeritos sobre papeles y papeles acumulados, son súper importantes porque después, cuando sea un poco más mayor, llegará la selectividad, y entonces, se tienen en cuenta todas mis notas acumuladas, y por si no hubieran sido suficientes todos los exámenes que ya he hecho, tengo de regalo dos o tres días inolvidables, llenos de exámenes que, a su vez, van a darme ooooooootro numerito sobre otro papel que, me dirá a qué carrera universitaria puedo acceder. Todos estos numeritos calculados minuciosamente me permitirán, o no, acceder a esa carrera universitaria que deseo estudiar.

… … … …

Generalmente, nadie nos explica en ningún lado por qué y para qué tanto esfuerzo, y de alguna manera asumimos que hay que hacerlo, y punto. Y entonces un valor tan importante como el esfuerzo acaba por entenderse como “un rollo”.

También aprendemos desde bien pequeñas/os que hay que estar callados/as, que no hay que molestar… pero ojo, todo ello para que la/el profesor/a pueda explicar bien todo lo que luego nos va a entrar en uno de esos exámenes que servirá para uno de esos números que ponen sobre un papel y que tan importantes parece que son…

Sin embargo, ahora trata de imaginarte que valores como el esfuerzo, el silencio, el orden y el respeto, no tienen como fin un dichoso boletín de notas, si no que los resultados de estos valores son: conseguir que 50 personas entre las que estás tú, a la vez hagáis sonar esa canción que tanto te gusta, pasártelo pipa dentro de actividades que tus monitores han creado especialmente para todas/os vosotros/as, descubrir personas diferentes, que conocen y opinan cosas diferentes a ti y que sin conocerles nunca te habrías planteado.

El equipo de Bye Bye Beethoven hemos conseguido diseñar ocho días de ensueño especialmente para ti, gracias a que somos un grupo de personas cuya vocación es esforzarse lo posible para que tengas unos días inolvidables llenos de música. Para conseguir esto, hemos tenido que informarnos sobre muchas cosas, aprender otras tantas, reunirnos, escucharnos, conocer todas las opiniones y tomar decisiones respetuosas con todas ellas, organizar ideas para poder crear cada actividad…

Ojalá tu también descubras entre nosotras/os tus ganas de esforzarte por conseguir algo bonito junto a más personas, ojalá desde Bye Bye Beethoven consigamos que, a lo largo de toda tu vida, tengas ganas de aprender, de conocer muchas cosas, de escuchar a otras personas, de llegar a acuerdos con personas diferentes, de enriquecerte de lo que las/los demás te pueden aportar, de organizarte y respetar a cada persona con el fin de conseguir algo en común…

Todos/as nosotros/as también hemos pasado por mogollón de exámenes, de deberes, de trabajos… algunos de ellos nos han servido para más que otros… pero al final hemos descubierto que nuestro esfuerzo ahora si que vale la pena de verdad, porque gracias a él te regalamos unos días que nunca vas a olvidar.

Nuestro examen se califica con tu sonrisa 🙂

 

 

¡Comparte este artículo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *